Identidad Caribe

Las ridículas abejas del Centro Democrático

Las ridículas abejas del Centro Democrático

Las ridículas abejas del Centro Democrático

Colombia está en el máximo nivel de polarización por culpa de una clase política que se resiste a entregar el poder ostentado hace décadas y, que se ve amenazada por una corriente distinta de pensadores que buscan desanclarlos del poder.

Emanuel Villegas, autor de un ridículo video en las redes

Mientras los defensores de una renovación política en el país profundizan en sinnúmero de propuestas dadas a conocer a través de las redes sociales porque en los medios convencionales no tienen eco, la antítesis la marca la vieja historia política que ante la falta de credibilidad alrededor de sus propuestas, acuden a la desinformación, la guerra sucia y los montajes para victimizarse en algunos de los casos.

En esta campaña, a los colombianos nos ha tocado ver y leer toda clase de atrocidades de lado y lado por parte de seguidores extremos de ambas campañas, pero la indignación es más notable contra la campaña liderada por el ex presidente Uribe Vélez, quien luego de ocho años de haber dejado la presidencia, se resiste a aceptar que ya él no es el presidente de Colombia como se lo hacen creer a diario un enjambre de enfermos seguidores.

Basta no más que él diga cualquier estupidez para que su enjambre de seguidores salga a repetir y a multiplicar su mensaje sin investigar, sin leer y sin buscar la veracidad del asunto.

Tal es el reciente caso que se presentó en el corregimiento de La Loma en el departamento de Cesar, donde la campaña del Centro Democrático hizo el peor de los ridículos culpando a la competencia de haber manipulado un enjambre de abejas africanizadas para torpedear un acto político de los supradichos en esa región del sur del departamento.

Los colombianos nos hemos acostumbrado no solo a los falsos positivos desde el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez que terminaron en el asesinato de unos diez mil jóvenes hechos pasar como guerrilleros, sino que también nos ha tocado soportar la utilización de la tragedia por parte de esta secta política con ánimos de causar terror, zozobra y confusión en la población para sumar votos alrededor de sus candidatos.

En La Loma Cesar, las abejas africanizadas se alborotaron  por la presencia de un helicóptero según certificó el Comando de Policía del Cesar, llegando a atacar sin piedad como es su costumbre, a los presentes en el lugar.

La ligereza de las redes sociales y las nuevas tecnologías salieron a flote para que senadores y activistas del Centro Democrático, aprovecharan para enviar mensajes como locos y locas invocando la solidaridad de otro enjambre más peligroso, las Abejas del Centro Democrático que sin dudarlo un instante, empezaron a polen-nizar el errado mensaje para que esa mentira contribuyera a radicalizar las posturas entre los llamados ‘uribistas’ y los llamados ‘petristas’ y no es para menos, estos últimos eran las víctimas del otro enjambre, las del centro, la mentira y la fobia que este grupo político sabe despertar usando como armas la mentira y la manipulación.

Uno de los casos más patéticos, es el de un joven de Curumaní Cesar quien se identifica como Emanuel Villegas, quien a través de las redes envía un video con poses actorales responsabilizando a la izquierda de iracundo ataque de las abejas en el Cesar, video replicado y aplaudido por las Abejas del Centro Democrático quienes desde sus diferentes panales incitan al odio, la guerra y la mentira para ganar adeptos alrededor de su candidato Iván Duque, el candidato de la vieja clase política del país.

VER VIDEO DE EMANUEL VILLEGAS

Por: Nelson Armesto Echavez

Deja tú opinión aquí

Comenta con Facebook

Contactos

Flag Counter


analfabetismo

Estadísticas

  • 103Página de inicio:
  • 788436Total de lecturas:
  • 34Lecturas hoy:
  • 248Lecturas ayer:
  • 647140Total de visitas:
  • 27Visitantes hoy:
  • 176Visitantes ayer:
  • 1510La semana anterior:
  • 2887Visitantes por mes:
  • 212Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • febrero 15, 2017El contador comenzó el: