Identidad Caribe

Dosis mínima ¿Medida populista o necesidad en Colombia?

Dosis mínima ¿Medida populista o necesaria en Colombia?

Dosis mínima, una medida populista del presidente Iván Duque

Desde este viernes, las autoridades de policía están facultadas para sancionar o capturar según fuere el caso, a toda persona que sea sorprendida con marihuana en cualquier sitio público.

Imagen de apoyo

La medida que ha recibido rechazo en algunos sectores y aplausos en otros, faculta a la Policía Nacional a imponer sanción vía comparendo a la persona que sea sorprendida usando la dosis mínima autorizada en lugares públicos, esta sanción es de 208 mil pesos en favor del Estado, además podrán las autoridades capturar a toda persona que sea sorprendida con más de 20 gramos de marihuana o un gramo de cocaína y ponerlo a disposición de autoridad competente.

Para algunos juristas, la medida que entra en vigencia desde este viernes, viola normas constitucionales sobre las que hay suficiente jurisprudencia de la Corte Constitucional, por lo que se cree, que es muy posible que sea demandada la medida tomada por el Gobierno Nacional para reducir el consumo de drogas en el país.

Colombia ha sido un país bastante golpeado por el narco y microtráfico en todas sus etapas, y la medida tomada por el presidente Iván Duque, es considerada como algo que el pueblo en medio del desespero quiere oír, pero no es la solución en este caso considerado una medida populista del presidente, para alentar su imagen bastante deteriorada en menos de dos meses de Gobierno por escándalos como el de su Ministro Alberto Carrasquilla inmerso en actos de corrupción desde que ofició como Ministro en el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

La medida en sí, no está prohibiendo el consumo de la dosis mínima, solo pretende esconder el problema, ya que esto no garantiza el fin o la reducción del consumo de estupefacientes, sino que por el contrario agudiza más el problema, ya que las casas serán campos de concentración de consumidores, incluso hasta las conocidas como ‘ollas’, podrían convertirse en sitios rutinarios para fumadores y desde ahí, se planearán actos delictivos contra la misma sociedad.

Esta medida que estigmatiza al consumidor, fortalece en gran parte al jíbaro o expendedor de estupefacientes, ya que a más dificultad para el consumo, es más el precio que se debe pagar para acceder a él. Estaríamos hablando de una cura más cara que la enfermedad, la cual traerá muy posiblemente, peores consecuencias sociales si no se trata el problema de consumo de droga como un problema de salud pública.

El que la gente no vea consumidores en los parques, o que vea su reducción, no significa el fin del problema, es ocultarlo y volverlo más peligroso socialmente visto desde puntos comunes, ya que entrará a jugar el factor confianza y pensar que ya no habrá gente dispuesta a atracar para conseguir dinero y comprar la ‘bicha’ como se dice en el argot popular.

Mientras esta medida populista entretiene a muchos colombianos incautos, el Gobierno Nacional y su partido político, alistan reformas tributarias que afectarán el bolsillo de los colombianos, además se buscará una reforma a la justicia ajustada a la medida del expresidente Álvaro Uribe Vélez, bastante afectado últimamente por el cerco en que se ha visto derivado de incontables investigaciones por presuntos desafíos al Código Penal Colombiano, entre los que se cuentan crímenes de Estado, fundación de grupos paramilitares, corrupción, falsos positivos y otros más.

Deja tú opinión aquí

Comenta con Facebook

Contactos

Flag Counter


analfabetismo

Estadísticas

  • 106Página de inicio:
  • 780572Total de lecturas:
  • 82Lecturas hoy:
  • 219Lecturas ayer:
  • 642009Total de visitas:
  • 60Visitantes hoy:
  • 155Visitantes ayer:
  • 1100La semana anterior:
  • 3426Visitantes por mes:
  • 149Visitantes por día:
  • 0Visitantes conectados:
  • febrero 15, 2017El contador comenzó el: