Identidad Caribe

Si creamos la Cooperativa Agrícola de San Sebastián Magdalena, estaríamos reactivando la economía

Cooperativa Agrícola de San Sebastián de Buenavista Magdalena

Si creamos la Cooperativa Agrícola de San Sebastián Magdalena, estaríamos reactivando la economía

[sociallocker]

Desde que empecé a proponer a nuestro municipio como la Primera Zona de Reserva Campesina de la Depresión Momposina, tengo plena confianza que solo si reactivamos el campo y brindamos garantías a nuestros campesinos, tendríamos una economía sólida y un municipio en paz.

A pesar que nuestro municipio es en su mayoría campesino y, que no hay un alcalde que no se haya hecho elegir en nombre del campesinado, la inversión para el campo sigue siendo tibia y reemplazada por la asistencia institucional que de nada sirve para el querer de las personas que aún se atreven a trabajar con machete, azadón y barretón.

El campesino no puede seguir siendo presa de las nefastas políticas económicas propuestas por el Gobierno Nacional a través del Banco Agrario. Los créditos estatales y faltas de garantías para sufragarlos ha llevado que el campesino abandone el campo y de paso mal venda sus tierras al ‘mejor postor’ que termina quedándose con historias familiares construidas desde la mano de obra ancestral y tradición de familia por no quedar otra opción distinta a la de vender para pagar deudas creadas a propósito por quienes manipulan insumos para quedarse con extensiones de tierras para sembrarlas en maderas como palma africana y eucalipto y, en otros casos, para llenarlas de ganado y modelos que se pasean sobre las necesidades de los demás.

Si el alcalde de turno se propone a crear una Cooperativa Agrícola, se estaría generando decenas de empleos directos logrando asociar a la mayoría de los campesinos de San Sebastián y sus corregimientos.

La Alcaldía, el municipio debe ser garante no solo para facilitar el crédito al campesino a bajos intereses, sino que debe ser garante para que el campesino pueda cumplir con el crédito, esto significa, que si somos capaces de tener muchos centros de acopio, podremos exportar nuestros productos por toneladas a las centrales de abasto y estaríamos garantizando la estabilidad laboral tanto a campesinos como a otras personas a través del empleo indirecto.

Lo que vemos hoy, es un Banco Agrario y otras entidades dando crédito al campesino, pero no le garantiza que éste pueda pagar, al final, el campesino termina regalando sus productos y en algunos casos con sus tierras embargadas hasta ser rematadas o compradas por terratenientes que son en últimas, forjadores de esa situación.

Por eso propongo un Gobierno de Reserva Campesina, para evitar la expansión urbanística, para evitar que los grandes terratenientes se sigan aprovechando de la necesidad del campesino quedándose con sus tierras. Tenemos que parar el latifundismo, de lo contrario San Sebastián se verá enredado en más hambre y más miseria, menos educación, menos oportunidades y más delincuencia común y un máximo tope de corrupción.

Por: Nelson Armesto Echavez

[/sociallocker]

 

Deja tú opinión aquí

Comenta con Facebook

Contactos

Flag Counter


analfabetismo

Estadísticas

  • 318Página de inicio:
  • 779594Total de lecturas:
  • 157Lecturas hoy:
  • 280Lecturas ayer:
  • 641329Total de visitas:
  • 112Visitantes hoy:
  • 161Visitantes ayer:
  • 1177La semana anterior:
  • 2746Visitantes por mes:
  • 152Visitantes por día:
  • 1Visitantes conectados:
  • febrero 15, 2017El contador comenzó el: