Identidad Caribe

Colombianos no creen en muerte de alias “Guacho”

Colombianos no creen en muerte de alias “Guacho”

Lo que se pensó que podría ser la disminución de la polarización política en Colombia y una unidad alrededor del Gobierno del presidente Iván Duque, la noticia sobre la muerte de alias “Guacho” se ha convertido en un efecto boomerang para las pretensiones victoriosas de un mandatario que no logra convencer, tampoco subir su imagen cada día más desfavorable ante la opinión pública colombiana.

La noticia sobre la caída en combate de “Guacho” un terrorista de quien poco o nada se conocía antes de la dejación de armas de las llamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC -, ha vuelto a poner en el lenguaje de la población la temida frase “Falsos positivos” muy de moda durante los ocho años de gobierno de Álvaro Uribe Vélez, mentor del actual presidente de Colombia, además de la desconfianza que surge al ser nombrado como nuevo Comandante de las Fuerzas Militares, alguien implicado en varios casos de falsos positivos durante los dos gobiernos del hoy senador por el Centro Democrático.

La andanada mediática en favor del presidente Iván Duque, ha sido contrarrestada nuevamente a través de las redes sociales, espacio en que muchísimos colombianos expresan su indignación frente a las medidas económicas trazadas en una Reforma Tributaria asfixiante para el bolsillo de los más pobres, además en detrimento de la imagen gubernamental, pesa la reciente renuncia del Director de Medicina Legal Carlos Valdés, quien fuera flagrantemente señalado de manipular resultados científicos en favor de terceros, en este caso, de ocultar las verdaderas razones de la muerte del ingeniero Jorge Enrique Pizano y su hijo, testigo clave de la corrupción de ODEBRECHT que compromete en gran parte a Néstor Humberto Martínez, actual Fiscal General de la Nación, quien se niega a renunciar pese al rechazo que genera ante una sociedad que no quiere más crímenes de Estado y no quiere seguir comulgando con la corrupción.

El pasado 15 de Septiembre en un momento que el Gobierno de Iván Duque pasaba una de sus peores crisis, se corrió la noticia de que Walter Patricio Arizala Vernaza alias ‘Guacho’ había sido herido por un francotirador y había logrado escapar pese a que se encontraba rodeado por más de 4 mil hombres de las Fuerzas Militares de Colombia.

Nunca se vio el cuerpo de ‘Guacho’ herido mientras la duda entre colombianos crecía alrededor de una sola pregunta: “¿Cómo alguien impactado por un francotirador con dos proyectiles en su espalda, logra escapar?” Las inconsistencias entre funcionarios del Gobierno dejó en evidencia que solo fue un sofisma de distracción que a la postre no logró el objetivo, el cual era subir la bien caída imagen del presidente.

Después de un escándalo suscitado de un debate adelantado por los senadores Angélica Lozano, Gustavo Petro y Jorge Robledo sobre los nexos de altos funcionarios del Gobierno que incluye a ex presidentes, ex candidatos presidenciales, Fiscal General, empresarios colombianos y al mismo presidente con la corrupción de ODEBRECHT, la muerte envenenado del ingeniero Jorge Enrique Pizano, testigo clave contra el fiscal y sus tentáculos, la intención del saliente director de Medicina legal al querer encubrir las verdaderas razones de la muerte del testigo, ligado a eso, una Reforma Tributaria que ahorca el bolsillo de los colombianos, el acoso del Embajador de Colombia en USA a las autoridades norteamericanas para lograr la libertad del condenado Andrés Felipe Arias, el mal trato presupuestal a la educación pública y un aumento de salario en Colombia que no reúne las expectativas ante tanto impuesto, la imagen de Duque solo podría levantarse, o al menos eso creyeron  quienes presentaron ayer el cadáver de alias “Guacho” como el regalo de navidad que el Gobierno daría a los colombianos después de tantas amarguras.

Muchas inconsistencias encuentran los colombianos en el cadáver presentado como el de ‘Guacho’, la primera es el color de su piel ya que el ‘Guacho’ conocido era de piel más oscura, la segunda se trata de un lunar a la altura de su pómulo derecho, el cual no se registra en el abatido como tal, otra y quizás la que más asusta, es que no se concibe cómo un terrorista viviendo en medio de la selva a la expectativa de un combate como el objetivo militar que era, aparezca como aparecieron los supuestos guerrilleros asesinados durante los gobiernos de Uribe con botas que a claras luces se ven que no han pisado suelo alguno, igualmente sucede con su sudadera, nada de musgo para estar en el monte. Para muchos colombianos, el tal Guacho nunca ha existido más allá de un terrorista fabricado por el mismo Gobierno.

Otro interrogante que se hacen los colombianos, ¿Qué pasó con los proyectiles en su espalda recibidos 3 meses atrás? No se ve el mínimo rasguño  de haberlos recibido. A esa pregunta surgió la respuesta por parte del Ministro de Defensa: “Es que Guacho usaba chaleco antibalas” ¿Entonces cómo fue herido? El otro y último interrogante que surge es este, ante la evidencia que ‘Guacho’ usara chaleco, debió recibir los impactos en su cabeza, pero no se ve lo que normalmente le pasaría a un cráneo que recibe un impacto de fusil, se ve intacto.

En fin, sea verdad o sea mentiras, parece que ese cadáver sobre alguien asesinado en el sur del país y que según las autoridades corresponde a Walter Patricio Arizala Vernaza alias ‘Guacho’ no mejora para nada la imagen negativa que tienen los colombianos sobre el Gobierno de Iván Duque por mucho esfuerzo que hagan los medios de comunicación para darle la trascendencia que le han dado, pues el pulso se los siguen ganando los colombianos a los medios de comunicación a través de las redes sociales. La prensa perdió credibilidad.

Identidad Caribe/Opinión

Deja tú opinión aquí

Comenta con Facebook

Contacto:

Celular - Whatsapp:

311 8246567

Correo

identidadcaribe@hotmail.com

https://www.facebook.com/midentidadcaribe/

Twitter:

@armestonelson

Bogotá - Colombia

Post Especial